HABLEMOS DE… SOFÁ PARAÍSO (CLAIM)

Primeramente vamos a contextualizar a estos chicos. Claim es un grupo que nace en Murcia, con un estilo de pop independiente que ha conseguido hacer característico y muy propio. Sus canciones están compuestas con mucho mimo y con unas letras impresionantes capaces de transportarte a esos lugares que Adrián Requielme describe con tanto detalle. Su primer EP “Barbados” en 2015 fue producido y mezclado por Raúl de Lara (Varry Brava, Second) Éste les llevó a muchas ciudades y muchos festivales, lo que les llevó a la grabación de sus primer largo “Sofá Paraíso”, estrenado el 9 de noviembre de 2018.

CLAIM 2

Por lo general, con este primer largo ya han dejado claro cuál es su sonido. La producción ha vuelto a ser de la mano de Raúl de Lara, el cual ha hecho un trabajo maravilloso consiguiendo mantener la esencia del grupo, pero añadiendo esos matices que le proporcionan un sonido más moderno y producido. Han conseguido plasmar la esencia de “Barbados”,  acompañada de sintetizadores y sonidos electrónicos.

Lo más destacable de este disco es la facilidad con la que transmiten sus mensajes, cosa que ya consiguieron en su primer EP. Las letras son muy descriptivas y costumbristas, nos teletransportan a momentos cotidianos y mundanos, por ejemplo “Sábado”, que nos habla de una pareja que quiere salir un sábado y te va narrando todos los sucesos de ese catastrófico día. También nos hablan de hechos que todas las personas hemos experimentado de una u otra forma, pero que cuesta expresar, un ejemplo es “Tú Lo Entenderás”. En esta canción nos habla de la sensación de llevar mucho tiempo sin ver a un amigo y preguntarte que ha sido de su vida, viendo cómo abandonó todo por cumplir su sueño. Otra de las características del disco es la crítica social que expresa en el tema de “Sofá Paraíso”, mostrando perfectamente esa sensación de impersonalidad que encontramos en el día a día.

Una de las cosas que más nos ha gustado y sorprendido a la par de este disco es que sacaron nueve ediciones del mismo. Su intención era que además de poder disfrutar de la música, podamos adornar nuestros hogares con esas maravillosas cubiertas que podemos ver más abajo.

CLAIM 3

En conclusión, podemos decir que se trata de un discazo, lo mires por donde lo mires, y que es obligatorio escucharlo y tenerlo, tanto por su maravilloso sonido como por esas letras que te teletransportan a los lugares que ellos quieren. Esperamos poder disfrutar de ellos pronto, sea en una sala o en festival, ya que este disco en directo tiene que dejarnos patidifusos

 

HABLEMOS DE… “MERLÍ”

 

Y otra vez más, Miss Caffeina nos ha ganado a todos, y esta vez con un temazo realmente importante. Han vuelto tras unos meses de descanso con un tema más pop que indie, pero aún así nos ha ganado el corazón.

Primeramente debemos de hacer hincapié en que nos han sorprendido con un sonido ya nada indie y ahora muy, muy pop,. En su anterior trabajo ya dejaban entrever sus nuevas influencias hacia el mundo pop, pero en este sencillo ya ni lo han disimulado, han dejado de lado todo lo indie y se han centrado en un sonido muy innovador con muchos toques electrónicos. La han convertido en la canción perfecta para ser parte de la banda sonora de una buena fiesta.

Luego, otro tema que nos ha dejado patidifusos es la letra, sinceramente, se nos han saltado las lágrimas. Por si no la habéis escuchado (cosa que deberías hacer ya de ya), trata de ese difícil momento (que debería de dejar de existir) en el que empiezas a ser consciente de que no te gusta lo que te han enseñado toda tu vida, y notas que eres diferente, es decir, que te das cuenta que te gusta la gente de tu mismo sexo. En toda la canción te anuncia que no eres el único, que más personas han pasado por eso y que no pasa nada, es un momento duro, pero vale la pena ser realmente feliz, como Alberto nos canta en un precioso catalán “Viure, viure,viure, nen!” (Vivir, vivir, vivir, niño). Cabe destacar que durante toda la canción e incluso en el título, hace un gran guiño a la maravillosa serie “Merlí

En conclusión, nos parece una canción hecha fantasía pura y muy necesaria para todas esas personas que se encuentran ese momento tan duro de su vida (pero que pasa y en retrospectiva lo llegas a ver como una tontería), que esperamos algún día deje de existir porque se deje de presuponer lo que te tiene que gustar.

HABLEMOS DE… KOEL

Primeramente hablaremos de quién son KOEL, aunque si aún no los conocéis en poco tiempo estarán en todos lados (palabrita de Inditonina). Se trata de un grupo granadino (más majo que las pesetas) que inició su carrera en 2012, pero no fue hasta 2013 cuando publicaron su primer demo con seis temas grabados en directo. Ese mismo año publicaron por primera vez un EP, bajo el nombre de “Sin ti a tu Lado”. Gracias a una campaña de crowdfunding (viva el crowdfunding y los fans) sacaron su segundo EP “Lejos de lo Trivial” en 2014. En 2015 que sacaron su primer largo “Superforma” (menuda obra de arte, es obligatorio escucharlo), bajo la producción de Pachi García (Alis). Ese mismo año grabaron el álbum en directo “Live La Nube” en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada, contando con la colaboración de varios artistas invitados. Tras dos años de trabajo sacaron a la luz “Brújula”, el disco que vinieron a presentar el pasado viernes 19 en la Stereo. Este último trabajo ha sido autoproducido por ellos en colaboración con La Madre (Pablo García y David Sutil) y con la participación de Javier Serrano (Supersubmarina).

Y ahora, una vez metidos en situación, podemos hablar del fantástico concierto que nos proporcionaron estos granadinos. Empezaron presentándonos los temas de su nuevo disco, así que empezaron por todo lo alto con “Dime que Sí”, con ese sonido indie tan electrónico consiguieron mover a todo el público en la pequeña sala. Siguieron con temazos como “Brújula”, “Vivir”, “Vértigo” y “Quiero”, vinieron uno detrás de otro y cada cuál te hacía mover más el cuerpo.

Luego retrocedieron unos años atrás y nos deleitaron con temas de su primer largo “Superforma”; todo el mundo se subió arriba con “Efecto bidirectional”, al que le siguieron una retahíla de temazos de ese mismo disco. Cuando llegaron a “Animales Salvajes” se produjo la magia en la sala. En la parte final de la canción bajaron del escenario los cinco chicos y tocaron en acústico la famosa parte de “Tú me preguntas y yo solo te digo” y consiguieron hacer corear a un público muy difícil. Esta fue seguida por “Sentidos”, también en acústico, que consiguió ponernos a todo los pelos de punta.

Tras esa fantasía de parte le siguieron el resto de temazos de “Brújula”, hasta que se acercó la parte más triste del concierto, el final. Se fueron haciéndose disfrutar de “Bailes, vinos y fricción”, “Padentro” y “Un día más”, los que bailamos como si no hubiera un fin.

Podemos declararlos como uno de los mejores directos del panorama actual, a pesar de que la calidad del sonido no fue la mejor, consiguieron que pasara a una minucia y nos preocupáramos por disfrutar su calidad musical.