PROSPECTO EN DIRECTO: LADILLA RUSA

Welcome to la nueva normalidad, aquella en la que los conciertos solo se hacen cuando el público está sentado, vas en mascarilla hasta a coger el bolso y llevas más alcohol en las manos que en la copa. Bien, como experimento social (solo social, no os preocupéis no fue por disfrute personal) fuimos a Las Noches del Malecón en Murcia a ver a nuestras queridas Ladilla Rusa y a continuación os narraremos la experiencia ;).

Lo primero, una gran cola antes de entrar al recinto que demostró los dos dedos de frente de los asistentes (mascarillas y distancia de seguridad). Nos podíamos llevar la comida, así que allí estábamos nosotros con nuestra bandeja de guarrerías recién horneadas de la confitería (todo vegan) y nuestras bolsas de patatas haciendo cola muy civilizados.

Solo entrar al recinto, los guardias muy correctos y simpáticos (viva Murcia y su gente, ¡de verdad!) respetaron a todo el mundo y en fila india nos llevaron a donde nos teníamos que sentar. Tuvimos la gran suerte de ser un grupo de 8, así que nos sentaron en un extremo (donde se nos veía poco, win para nosotros) en taburetes altos, no en sillas a ras del suelo, otro win para nosotros.

Nos sentamos, cenamos… La única queja es que los camareros no nos hacían mucho caso y a penas pudimos pedir cervezas (very sad), queja para la organización o para nuestro camarero… Y entre empanadillas y papas empezó la maravilla de concierto que vivimos.

Aparecieron en el escenario dos cuadros de personas, a cada cuál más hortera, mallots azules y con colorines bien apretados y empezaron lo que se puede considerar la nueva forma de hacer humor, la música.

Consiguieron hacer un buen repaso de todo su repertorio y, a pesar de las dificultades fueron capaces de hacer partícipe al público en cada una de las canciones. Por ejemplo, en su mítica “Atrás” todos balanceamos el famoso pañuelo de El Cigala.

Otra fantasía a su favor fueron los recursos audiovisuales que emplearon (si los habéis visto alguna vez en directo sabréis de lo que hablamos), a través de ellos conseguían mantener la vista del espectador sin despegar de la pantalla para ver qué “gilipollez” vendrá luego. En “Criando Malvas” nos morimos de la risa (paradójicamente). Otro de los buenos usos de los audiovisuales fue para “Macarrones Pop” en la cual nos pusieron en contexto con el video pertinente y luego durante la canción con las imágenes también nos reímos muchísimo.

Los momentos más álgidos fueron en “Macaulay Culkin“, temas que aprovecharon para enseñarnos nuevas versiones de la canción (si tenéis un concierto cerca no lo perdáis porque las nuevas versiones son aún más graciosas que la original). Y ya por último “KITT y los Coches del Pasado” que consiguieron hacer romper a un público sentado en sus sillas.

Sabemos de sobra que no son un grupo experto en música, por lo que fuimos preparados de ante mano y nos esperábamos lo que había: dos amigos pasándoselo en grande en un escenario haciendo cantar cosas sin sentido a un público sentado. No destacan ni por su prosa, ni su música bien compuesta, pero sí por su humor y sus ganas de que todos nos riamos y salgamos de allí con agujetas de reírnos. (Así que si buscas calidad musical estos no son vuestros chicos).

Nos han demostrado que a pesar de las dificultades y los nuevos protocolos es posible retomar este tipo de ocio y conseguir que el público disfrute como si de nueva normalidad no se tratase. Nuestra más sincera enhorabuena.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s